Home Sin categoría • Cómo se compensa una talla de bicicleta

Cómo se compensa una talla de bicicleta

 - 

Desde que se tallan los cuadros de la bicicleta como si fueran camisetas (S, M, L, XL, etc), comprar una bici de la talla correcta ya no es lo mismo que antes. En caso de  encontrarnos un cuadro que nos va un poco grande o pequeño será necesario hacer algunos ajustes o cambios que nos ayudarán a compensar cualquier falta y a conseguir una posición de pilotaje más adecuada para poder realizar viajes en bicicleta cómodamente.

 

1- Cambio y/o ajuste de la potencia. La potencia es la pieza metálica con forma de barra que junta el manillar con el tubo de la dirección. Hay dos sistemas: el convencional o de rosca (todavía utilizado en muchas bicis de cicloturismo y urbanas) y el Ahead, el más extendido actualmente.

 

En este último caso, la potencia abraza al manillar por un extremo y al tubo de la horquilla por el otro. Aquí podemos hacer dos modificaciones:

 

  • Cambiar la potencia directamente. El sistema Ahead tiene infinidad de modelos de potencia que cambian en longitud y angulación. Esto nos da muchas posibilidades para posicionar el manillar a diferentes distancias con respecto al eje de dirección y a diferentes alturas. Si el cuadro nos va pequeño, jugando con estos dos factores, podemos poner una potencia más larga con o sin mayor angulación para que el manillar quede más alejado y/o alto. Al contrario, si el cuadro es grande, lo intentaremos con una potencia más recta y corta o con una angulación negativa. Las opciones que tenemos en cuanto a medidas son:
    • Longitud: desde 35 mm hasta 140 mm
    • Ángulo: desde las recta 0° hasta 40°

Ojo: si cambiamos la potencia tenemos que tener en cuenta que hay dos medidas para la parte que abraza el manillar puesto que hay dos diámetros de éste: 25,4 mm (1″) y 31,8 mm (1″1/8 u oversize)

  • Bajar o subir la potencia.Aquí las Ahead están muy limitadas puesto que la potencia va fijada al tubo de la horquilla que normalmente se habrá cortado con bastante poco margen. En caso de que sobrepasase parte de tubo por encima de la potencia, se podría subir intercalando ciertos anillos metálicos que se fabrican especialmente para esto y que hay de diferentes medidas. Si quisiéramos bajarla, siempre que quede margen por debajo, tendremos que quitar los anillos que sea preciso.

 

En el caso de la dirección a rosca, la pipa o tija de la dirección y la potencia es la misma pieza que se solidariza con el tubo de la horquilla apretando el tornillo allen del extremo de la pipa.

  • Cambiar la potencia directamente. Aquí hay poco que hacer con las potencias convencionales puesto que hay bastante menos variedad y apenas ya se venden. Pero no es difícil encontrar potencias ajustables donde se puede variar el ángulo aflojando una tuerca allen.
  • Bajar o subir la potencia. En este caso ganan las convecionales. Solo es necesario aflojar el tornillo allen que une la pipa al tubo de la horquilla para poder bajar y subir la potencia con bastante margen, respetando el tope que viene grabado.

 

2- Cambio del manillar. Sustituir el manillar contribuye también a una posición más cómoda. Por ejemplo, no nos conviene un manillar de btt recto si el cuadro es pequeño. Podríamos poner uno de mariposa o uno de altura doble montado un poco hacia adelante, lo que avanza algo el agarre y nos eleva. Para esto puede venirnos bien los acoples o “cuernos”. Con unos largos y fijados más bien verticales nos permitirá cambiar de vez en cuando de posición para descansar las cervicales y también subimos el agarre. Si el cuadro nos va grande, con un manillar de doble altura al revés o uno recto bajaremos la posición del agarre. Como hay manillares de todas las formas imaginables, se trata de encontrar aquel que nos dé la mejor posición. Si lo tuyo es el cicloturismo donde pedalearás muchas horas seguidas, te convienen manillares de bici de carreras, manillares mariposa o de doble altura con acoples, capaces de variar la posición de vez en cuando.

 

3- Ajuste del sillín. En este caso hay dos ajustes posibles. Subir o bajar la tija, con precaución para no sobrepasar el tope indicado, y retrasar o avanzar la posición del sillín. Para ello, aflojaremos la tuerca allen de la pieza sobre la que se monta el sillín y lo desplazaremos sobre sus raíles. Es habitual que vengan marcados unos límites máximos de desplazamiento que obviamente tenemos que respetar. Mucho cuidado porque la inclinación del sillín se regula también aflojando esta tuerca.

Con todas las modificaciones indicadas podremos conseguir una posición de pilotaje correcta. Hay que tener en cuenta, en cualquier caso, que la posición clásica del tronco en ángulo de 45° resulta dura para las cervicales cuando se llevan muchas horas pedaleando, razón por la que es conveniente ir un poco más erguidos. Por otro lado, la posición erguida habitual de la bicicleta urbana no es para nada adecuada cuando se pedalean muchas horas, puesto que en esta posición casi todo el peso recae en el culo, lo que le recarga en exceso.

 

Author:admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.